Rodrigo Mendoza

Joyero artesano

Redroy

Redroy

Cuando se conoce el taller de Rodrigo, uno entra en un mundo lleno de alquimia, acero, sopletes y otros elementos que, a priori, no parecerían de un orfebre. Sus manos son pequeñas pero enérgicas, como lo son sus piezas de joyería. Para él, la artesanía es la transformación manual de una materia hasta llegar a un producto; desde la idea, el diseño a la creación final. Hace una analogía muy pedagógica: un artesano es como un cocinero, transforma los ingredientes con sus propias manos hasta llegar al plato final que degusta el comensal. Como creador innato que es, su oficio lo ha adquirido de forma totalmente autodidacta. Su atracción por el metal le ha llevado a crear obras de 2 gr hasta piezas de 800 kg. Su energía e inquietudes por experimentar son su fuente de inspiración.

“Trabajando he tenido alguna sorpresa muy agradable, de los buenas. Pasó hace más de treinta años. Experimentaba con sales y cloruro de níquel diluidos en agua. Por azar, lo cambié de recipiente. De pronto, empezaron a formarse pirámides, de la categoría de piedras preciosas, de todos los tamaños color esmeralda intenso. Por desgracia este espectáculo fue efímero.”

Número carnet de artesano 15.202