La artesanía es una actitud. Contrapuesta a la tecnología o la industria, no sigue ni modas ni cánones. Simplemente se basa en un trabajo pieza a pieza, en que cada artífice plasma su alma. Como un cocinero que prepara los ingredientes en un manjar que el comensal disfrutará de principio a fin. El artesano transforma cada materia prima hasta convertirlo en una obra de arte, sin ser efímera.

De oficio vocacional, muchos llegan aquí por pasión, otros por convicción y otros por seguir la estirpe familiar. Cuando les oyes discernir de su trabajo siempre te transmiten alguna cosa que engancha. Lo más sorprendente es que no hablan ni de budgets ni puntos de equilibrio, ni publicidad, ni objetivos, sino de cómo crean sus piezas y qué las distingue del resto; las fabricadas en cadena. No hay ninguna exactamente igual, incluso aplican matices para distinguirla de la anterior. Esto es un todo lujo, porque las piezas se convierten en únicas.

Y un autentico lujo artesanal es el que se presenta en Autentiqum. La firma se dedica a la comercialización online de complementos de moda hechos por estos artesanos. Fundada por Mireia Casamada, pretende dar visibilidad a un sector artesanal poco valorado por los productos sustitutivos industriales. La boutique es un escaparate de piezas únicas y ediciones limitadas de proximidad, calidad y exclusividad.

La colección de piezas que encontraréis en Autentiqum, responde a la minuciosa selección realizada por Mireia que pretende ofrecer a sus clientes lujo artesanal en complementos de moda para personas que se sientan originales, auténticas, únicas. Y mostrar el artesano que está detrás de cada pieza.

 

SOBRE MIREIA CASAMADA

“Prefiero arrepentirme de lo que he hecho que lamentarme por lo no he hecho. Muchas veces he ganado, otras…no.

Diseñar mi propio proyecto personal era un objetivo, hoy cumplido. Pero para llegar hasta aquí he realizado un largo recorrido, trabajando y, como siempre, aprendiendo, cuidando cada detalle que forma parte a día de hoy de la marca Autentiqum.

Generación X en estado puro, he vivido un mundo analógico y la transformación a la era digital. Durante mi etapa de formación ya me introduje en las nuevas tecnologías, aunque era un mundo bastante abstracto por aquel entonces. Para ampliar mi aprendizaje sobre la generación digital, cursé un postgrado de Brand Community Management, que añadí a mi currículum sumándolo a mis carreras y máster. Creo que nunca he ido tan deprisa para aprender plenamente la metodología de la comunicación en internet. Tampoco no sabría vivir sin ella. Google es mi Santo particular, porque en él lo encuentro todo.

Imperfecta, ambidiestra, vital, curiosa, coqueta, ecléctica, soñadora, apasionada, racional, reflexiva, inquieta, viajera empedernida, creativa, a veces solitaria y sibarita. No concibo un día sin vivir un momento auténtico: un afterwork con amigos, contemplar los atardeceres de otoño, oler el jazmín en las noches de verano, beber una copa de vino sauvignon blanc en buena compañía, escuchar música, mirar los campos de gramíneas en la primavera, conocer nuevos amigos, leer un libro frente la chimenea en las frías noches de invierno o disfrutar de un buen ágape. Eso sí, siempre ataviada para cada ocasión.

Así soy yo: única, auténtica y mujer, y Autentiqum, una extensión de mi. “

 

MISIÓN Y VISIÓN

La visión de Autentiqum es vestir a la mujer con productos auténticos que van más lejos de las propias tendencias de moda. Con la misión de ofrecer productos de producción limitada o creaciones únicas. Cuyo principal objetivo es buscar la belleza de la mujer.